Mujeres, lesbianas y trans recorren Barcelona con la marcha nocturna previa a la huelga feminista del 8 de marzo.

La manifestación nocturna no mixta, sin representación sindical ni partidista, ha acogido la convocatoria de las jornadas de acción feminista autònoma “Se va a armar la gorda” que este año celebra su octava edición.

Andrea muestra un cartón en forma de pancarta donde ha escrito «El patriarcado nos ahoga» mientras espera que se inicie la marcha nocturna convocada a las 20 h. en la plaza Joanic (Barcelona). Va acompañada de su amiga Laura que al igual que ella, mañana ha decidido secundar la huelga feminista. Nos explican que lo hacen porque no quieren normalizar la cotidianidad del patriarcado. Laura ve la huelga como una «oportunidad de reivindicar las tareas no productivas como la crianza, los cuidados, tareas domésticas, etc.». Las dos coinciden también que quieren ir por la calle de madrugada y no tener miedo de que un hombre las agreda.

Cerca de 2.000 mujeres, lesbianas y trans se han reunido para reivindicar estos y otros aspectos de la lucha feminista mientras avanzaban con diferentes pancartas bajo el lema “Autodefensa feminista. Organizamos la rabia” en dirección Passeig Sant Joan. A la altura de la parroquia del Corpus Cristi la marcha se ha detenido para leer un manifiesto mientras quemaban una tela en forma de “T” como muestra de rechazo a la institución católica.

A lo largo del recorrido se ha tenido que recordar que esta era una manifestación no mixta. La clietela de María ya sabe que a pesar de ser autónoma ella hará huelga. Ella remarca la necesidad de crear estos espacios porque «es la forma que se nos escuche, si no se les acaba escuchando más a ellos». Aurora sentencia «si te pasa esto es porque existen los hombres. Si no no te pasaría».

Los Mossos sin embargo, han cerrado el paso en la intersección de Passeig Sant Joan con Rosselló y la marcha nocturna ha tenido que modificar el recorrido mientras algunas vecinas saludaban y aplaudían desde los balcones al paso de la manifestación. Una vez llegadas a Diagonal con Bailén, las concentradas se han sentado en el suelo formando un círculo, mientras tres participantes han pintado el lema “Ni presas ni submisas. Rebeldes combativas” y otra compañera ha remarcado la necesidad de la lucha antirracista. El resto de manifestantes han aplaudido esta acción bajo los gritos de “Viva, viva, viva, la lucha feminista”.

Un segundo círculo se ha formado a la altura de la Plaza Tetuán para leer el manifiesto de apoyo a una compañera anarquista presa en Alemania y condenada a siete años y medio de prisión,. Detrás de las paredes de las calles recordaban que “no estamos todas faltan las presas”. La muestra de solidaridad con el pueblo Kurdo y la lectura de un poema han puesto fin a la marcha nocturna. La noche previa a una jornada de huelga que se prevé histórica.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*


13 + 1 =